Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 20 febrero 2011

Terminó de hojear la última página de una revista que tomó del estante y se quedó pensando que definitivamente no llegaría su cita, no se quiso molestar en ver el reloj, lo sentía evidente, ya el sol se había ocultado hace rato y la mesera pasó con desdén varias veces por su costado, se animó a pedir un café.
Una súbita secuencia de imágenes inundaron su mente, empezó a recordar a todas y cada una de sus amantes, sonreía, se sintió bien con quienes compartieron momentos con él, se abstrajo totalmente en ese momento, acomodó su silla hacia la ventana, y el mundo que pasaba frente a él era una imagen que no le decía nada en comparación a sus deleites, a sus recuerdos.

Hizo una pausa y reflexionó sobre el término: amantes. No las sentía así, al contrario, pensó que esos momentos eran tiernos y que cada cual contenía un sentimiento especial. Hizo una nueva pausa, imágenes nuevas aparecieron en su cabeza desmintiendo su última postulación, de tiernos no tenían nada pensó, sonrío al sentirse travieso, bajó la mirada y con un sorbo de café cortó su risa.

Esta vez recordó a sus “ex”, ahora sí sintió una terrible mezcla de sentimientos, intentó distraerse pero no pudo, no sabía si sentía sólo pena, nostalgia, o quien sabe qué por aquellas personas que, ahora sí, sentía que fueron momentos especiales en su vida. Las recordó una a una, con esa capacidad que tiene el cerebro humano de hacerte un resumen visual en micro segundos, desfilaron frente a él los primeros momentos, los mejores, los determinantes, los peores, la separación, los re encuentros hasta concluir con las imágenes actuales. Recién caía en cuenta que todas y cada una de ellas tenían hoy por hoy un compromiso… se sintió solo, sentía pena de no haber concretado nada con ninguna de ellas, no sabia si aun las quería o amaba, al menos a alguna de ellas o era un reflejo sutil de los celos que sentía en ese momento.

Se molestó, él aun no estaba casado, ni tenia hijos, y sin un compromiso serio a la vista. Añoró la sensación de estar con compañía, de ir de la mano de alguien especial, de compartir momentos, de despertar un fin de semana en compañía. Recordó a quien le plantó en ese momento, se indignó. No sabia cómo acababa de llegar a ese estado de ánimo, si hace unos minutos sentía gozo por los recuerdos placenteros, “vacíos” sonó con eco en su cabeza, ya no quiso pensar, tomó nuevamente la revista que cerró hace un rato y la empezó a hojear, no veía nada, “celos” retumbó en su cabeza, miraba a su alrededor y veía parejas, cariños, familias, grupo de amigos, amigas, “solo” era el susurro que sintió varias veces en sus pensamientos, levantó la mano, no lo veían, se molestó aun más. Movió bruscamente su mano, hizo una señal pidiendo la cuenta, miró su reloj, tomó el celular, recorrió los números mientras pensaba en llamar a alguien a distraerse, pero ¿a quién? Este no, no, menos, no, no, no, puede ser, no, no, no, no… su cuenta señor, interrumpió la mesera mientras la dejaba en su mesa, él la vio con una sonrisa forzada, dejó un billete y se olvidó del celular, volvió a ver su reloj, pensaba en entrar al cine, o ver tiendas, no sabia que hacer, le trajeron el vuelto, lo contó, lo guardó, tomó la boleta y notó una anotación, era un correo electrónico y una nota que decía simplemente: escríbeme, se confundió, levantó la mirada y vio a su mesera que le sonreía detrás del mostrador, no entendió, le devolvió la sonrisa, una serie de imágenes pasaron por su cabeza, se sintió coqueto, dejó una importante propina, se paró, guardó el papel y se fue.

Anuncios

Read Full Post »

En principio es importante señalar que probablemente (lo quieras aceptar o no) el 99% de los humanos tienen una fijación, una manía, o porque no llamarlo un fetiche. No se mal entienda el termino, pues un fetiche, según la real academia de la lengua, es tener un Ídolo u objeto de culto al que se atribuye poderes sobrenaturales, especialmente entre los pueblos primitivos. Claro que de el se deriva el fetiche sexual el cual es ya un objeto, sustancia o parte del cuerpo en particular que provoca un gusto erótico. El fetichismo sexual se considera una práctica inofensiva, salvo en el caso de que provoque malestar clínicamente significativo o problemas a la persona que lo padece o a terceros, pudiendo en este caso llegar a considerarse un trastorno patológico propiamente dicho, según wikipededia.

Ahora dentro de estos fetiches, existe uno que es probablemente uno de los más antiguos que se ha denominado Bretonismo, que no es más que el gusto por los pies. Llamado así por el escritor frances Restif de la Bretonne quien da inicio a esta parafilia públicamente comentando e ilustrando en sus libros una serie de minúsculos pies acompañado de polémicos y eróticos textos altamente criticados en su epoca.

Tengamos en cuenta además que esta afición fue bautizada recientemente, pudiendo haber sido reconocida bastante antes, dado que si nos volcamos en la historia, hay bastante documentación sobre practica (que hasta hace muy poco, menos de medio siglo) se han venido aplicando en China por ejemplo, de hecho, un grupo pequeño de su actual sociedad aun es participe de imponer este un doloroso vendaje a las mujeres adolescentes para impedir el crecimiento de sus pies, con lo cual se garantizaba que más tarde hallarán esposo; de otra manera ningún varón las desposaría, ahora un grupo pequeño en china es un montón de chinos! Ojo con ese dato.

Un día, conversando con un descendiente chino, me comento que en efecto la brevedad del pie de su esposa era requisito indispensable. Y ahí me entere de algo sorprendente, las mujeres limeñas eran conocidas mundialmente por tener esta particularidad, ósea, un pie pequeño, claro que sin ayuda de vendaje y alguna clase de tortura, no se si esto insito a aumentar la migración de chinos pero al menos si ayudo a su deleite visual (te encantala! jajaja).

Incluso se comenta que en esa época había un adagio que decía “Con una buena media y un buen zapato, siempre harán las limeñas pecar a un beato”. Hoy por hoy, llegado el verano en lima, la mujer esta alentada a lucir un sin fin de calzado que pasan a mostrar pies desde la forma más sutil hasta la más exótica, de las que lucen pedicure hasta las que ocultan quien sabe que, las conservadoras y las sueltas (gente caminando descalza por las calles) son algunas de las cosas que se ven por nuestras calles mientras transeúntes sutiles bajan las miradas para deleitarse o algunos otros hasta asquearse.

Converse de esto con varios conocidos y amigos y me he sorprendido al encontrarme a una gran mayoría que admira y gusta de unos lindos pies, que al hablarles de esto se confiesan Bretonistas. Ahora, no confundir un gusto con una perversión, desviación, o un fetichismo extremo, pues el mismo gusto puede provocar otras partes del cuerpo como las caderas, o las piernas, o incluso las manos, la diferencia es que del Bretonismo no se habla abiertamente.

Pero si usted se da el trabajo de investigar encontrara una serie de material sobre este tema, desde fotógrafos especializados y altamente cotizados, hasta antecesores fotógrafos que fueron enjuiciados y acusados de obscenidad llegando incluir su arte (o visión de la estética) dentro del ámbito pornográfico, ósea lucir los pies antes de los 60 era casi como para una mujer de hoy ir sin camisa y brasier por la calle (jajajaja), bueno según yo los Estadounidenses optaron estas medidas en esa época pues porque tiene la mala herencia genética de contar con unos pies bastante grandes y algunos grotescos (mujeres de altura mediana que superan la talla 40). Y esto que solo menciono a los fotógrafos como un ejemplo, sin contar la literatura, estudios, películas, entre otros.

No recuerdo en que pagina leí que postula que ese fetiche se crea en nuestra infancia y se debe a que en casa hubo un matriarcado, por lo que, los amantes de pies suelen ser sumisos y bajan la cabeza al tener una chica que les parece sexy, y lo que ven son los pies, esa visión conecta la mente y la sensualidad. Suena lógico.

Ojo, esta fijación no es exclusiva de hombres, también es de mujeres, desde una confesa Britney Spears en estos temas hasta tú, que estas leyendo, que disfrutas de ver, o tener contacto con unos atractivos (según los gusto de cada cual) pies, sobre todo los de la pareja, a los cuales muchos disfrutan acariciar, besar o hasta incluso masturbarse con ellos (dicho sea de paso esta practica tiene un nombre y todo una rama desarrollada en la industria pornográfica denominada foojob). Me parece que es un buen momento de mencionar un detalle que es típico de las películas pornográficas, la mayoría de mujeres (por no decir todas) usan algún tipo de calzado, que recubre por lo general los dedos dejando poca visibilidad del pie, esto responde (entre otras cosas) a lo masivo del Bretonismo en el mundo, de personas que dejaban de consumir este tipo de películas por que se enfocaban demasiado en ver probablemente un pie que no les agradaba de la actriz principal (curioso detalle eh?) y no como se cree comúnmente  que es solo para estilizar la figura (bastante figura te va a estilizar un taco cuando estas echado en una cama jajaja)

Y claro, de aquí se derivan o complementan todos lo accesorios correspondientes como un buen calzado, (todo otra corriente es el uso de los tacones y formas en zapatos) el uso de medias en todas sus variedades, ahora tatuajes y desde hace un poco más de tiempo hasta incluir objetos como anillos y especie de pulseras. de hecho es toda una industria que genera millones de dolares al año en cremas, salones, accesorios, y sobre todo zapatos (mira nada mas cuantos pares y obsesiones con los zapatos tienen la mayoría de tus conocidas)

¿Ya te has dado cuenta que eres Bretonista? No cantes victoria, quizá solo eres un bretonista clásico que  considera que la belleza de una mujer es inversamente al tamaño de sus pies. Un buen bretonista explora más allá: se complace en el examen de la curva del empeine, la textura y el color de la planta, la consistencia del talón, que no debe ser ni rudo ni agresivo, las uñas, la longitud de los dedos, la sensibilidad a las cosquillas, entre otros peculiares detalles .

Yo he conocido de todo, se de un tipo que se enamoro de unos pies en unas playas europeas y no paro hasta casarse, otro que se deleitaba haciéndole el amor a los pies de su mujer y no a ella, algunos que no soportan algunos detalles (sobre todo de los dedos) de los pies de algunas mujeres u hombres, otra que no soportaba (por más guapo que fuera) a un hombre de pies feos y descuidados, como otros que no les gusta ver un pies descalzo (prefieren guardar eso en la intimidad) pasando por algunos otros que hacen el amor con las medias puestas y terminando en aquellos que no les interesa los pies en particular y piensa que este articulo es una buena…. Ya sabes (jajajaja).

Read Full Post »

Siempre hay una historia detrás de cada una de las historias pensaba acostado en su viejo  sillón mientras miraba como desaparecía lentamente el ultimo rayo de sol que entro por su ventana y en su equipo de música dejaba de sonar un triste piano y la letra que comenzó con un “he querido regalarte en un día tan especial un baúl imaginario donde puedas ensoñar…” y ahora concluía con un tristísimo “feliz cumpleaños”.

La habitación quedó en silencio, la noche entraba apoderándose de cada ricon, dejándolo en la penumbra recostado en el sillón donde solían pasar juntos su cumpleaños. Prendió un cigarrillo y observaba bocanada tras bocanada las extrañas figuras que formaba el humo, mientras pensaba que esta podría ser la portada pintoresca de algún álbum musical que aun sueña con producir.

Ahora estaba allí y su cerebro empezó una conversación intensa sobre el momento, quería pensar en como hubieran sido las cosas si su vida la hubiera llevado lejos de la “creme” de la critica, si no le hubiera dado valor y peso a las personas que con sus trajes opulentos siempre le tendían la mano para susurrarle alguna critica, o un consejo, o una mejora. Finalmente siempre vivió para complacer a los demás, y cuando tubo el prestigio de esta gente, se sintió solo y frustrado, no sentía que estaba donde quería.

¿Pero porque no ha dejado de escucharlos? ¿Sería el miedo? Tal vez se quería convencer de que la critica es buena, en algunos casos; objetiva, en otros; o que ayuda (¿quizá a crecer?). Pero poco a poco caía en cuenta que todo eso era mentira, que no hay crítica con amor, que cada vez que alguien le critico le impuso su opinión para hacer de él lo que ellos quisieran, y no realmente lo que él quería, terminó viviendo su vida para todos los demás menos para quien realmente importa: él

Una ceniza larga, producto de un cigarro no fumado, se desprendió de la colilla entre sus dedos y se deshizo al aterrizar en la alfombra, él, ni se inmuto. La habitación estaba prácticamente a oscuras, y el perdido en aquella boca de lobo, con la mirada igual de perdida en el techo pensaba que hoy en día ya de amor no muere nadie, y que él seria un caso único de rebrote de amor mortal en nuestros tiempos.

Se sentía un tipo cualquiera, con sus propios defectos y pecados, era un claro oscuro de oscuros oscurísimos, tenia sus días buenos y malos, sus días pésimos y esos días que no son días y se reconfortaba sintiéndose normal, transparente y real, no una farsa o un ser pre fabricado, solo manipulado y nostálgico cobarde que no se atrevió a pararse en situaciones donde ameritaba un heroico “ándate a la mierda” y abrirse paso por el mundo para seguir creciendo, explorando, disfrutar del olor del riesgo, de la creatividad, de la vida…

Y aquí esta él, solo, oculto en la oscuridad de sus pensamientos, reflexionando, meditando, hasta deseando que su suerte hubiera sido distinta, que ya no era un chiquillo para andar a merced de otros y para otros, y que necesita el valor para tomar las riendas de su propia vida, porque por culpa de esa carencia ha perdido tiempo, amores, y razones. Que la suma total de todo esto lo tiene exactamente donde esta. Deseando tener una nueva oportunidad para levantarse y declarar su propia independencia, y vivir!

El sonido del timbre distrajo sus pensamientos, prendió la luz y se dirigió raudo hacia la puerta, no esperaba visitas, menos hoy y a esa hora, completamente despeinado abrió la puerta y la vio allí, parada, guapa, tierna, humilde, sin decir una palabra él quedo asombrado por la visita. Ella empezó diciendo “he venido hoy porque quería decirte que estaba pensando…” y empezó a caminar hacia él, con la clara intención de entrar a su apartamento y en eso, el estiro la mano, como deteniéndola sin tocarla, el gesto la dejo fría, inmóvil, y le corto la frase: “… estaba pensando en que quería intent…” y él le dijo secamente con la mirada en el suelo, espera, tengo algo muy importante que decir, hizo una corta pausa, levanto la mirada y grito: “ándate a la mierda mundo entero” y sin darle tiempo a reaccionar la abrazo con  ternura y mientras le besaba la mejilla le susurro al oído “déjame ser tuyo amada mía”.

 

Read Full Post »

Yo no suelo festejar en año nuevo, no hago rituales ni reflexiones sobre lo que aconteció el año que nos dejo. En mi cumpleaños si suelo hacer eso, regalarme un momento, relajarme y recordar como inició este año de vida, y que aconteció de febrero a febrero (en mi caso). Nunca antes había compartido o escrito tanto al respecto pero este año cumplí 30, siento que es especial y para mi vale la pena.

Ni bien termine de cumplirlos, me dio un dolor en una muela terrible, me encontré con un amigo el cual me pregunto ¿cuantos años tienes? Y yo, le conteste pues que acababa de cumplir treinta, y me dijo ay ay ay, ya te fregaste, sentencio él, pues me dijo que a partir de los treinta el cuerpo te pasa factura de una sola! A esta edad todos los excesos de tu juventud  empiezan a mostrar sus ocultas consecuencias, dolores, pesares y fallas puntuales, claro que me contó su caso al detalle mostrándome que es un ejemplo vivo de esa teoría, y yo: lo ignore (o creí hacerlo) en ese momento.

En este año, la maldición de mi amigo se hizo realidad, hace poco concluí que fue sugestión también, que deje que su legado maldito se hiciera un nido cómodo en mi mente, y este se ocultó y me hizo la jugada que quiso, pues cada enfermedad que tuve este año mi subconsciente encontró la ventana para susurrarme (con voz de película de terror) “tu amigo te lo dijo”

Bueno, si bien este año me he enfermado de varias cosas, les he logrado dar el impulso necesario para tomar medidas correctivas y volverlas algo provechoso: estoy comiendo mejor, más sano, hago ejercicio, deje de fumar, casi no tomo, entre otras cosas que son un resultado positivo para mi.

Este año, regrese a trabajar, pues estaba bastante tiempo de independiente, pero una oportunidad de estar tras un escritorio, haciendo lo que me gusta hacer, con libertad de crear y compartir me abrió las puertas desde abril. No he cumplido siquiera un año en la compañía que me acoge pero me siento tranquilo y feliz de haber sido aporte para ella, de encontrar oportunidades de mejora, y de poder crecer como persona, profesionalmente, como empleado e incluso empresario.

Justo semanas antes de mi cumpleaños anterior por la cabeza me daban vueltas ideas de negocios, y creo que me he demorado mucho, pero siento que he encontrado las personas correctas para ir sentando la base de dos emprendimientos, con la ayuda de Dios, y del orden, la segunda debería dar a luz a finales de este mes como máximo, ya se enteraran por aquí, y por mi espacio en facebook.

Este año, he viajado a USA, la verdad debo confesar que nunca antes era siquiera de mi interés aplicar a la visa, ¿Por qué? no tenia motivación para ir, no me llamo nunca la atención Gringolandia, pero las cosas pasan porque suceden y en el tiempo y orden correcto, y este año se dio… ¿que me llevo de ese viaje?

Wow!! A ver, en sencillo: recupere la capacidad de soñar que se estaba durmiendo en mi corazón, ir a miami me permitió alojarme en un hotel en una de las zonas más bonitas y tener 2 días para relajarme y estar solo, conectarme conmigo mismo, y pensar, saber donde estaba, agradecido por lo que tenia, entender las cosas, mirar las cosas desde otra perspectiva y darme cuenta de lo que tengo, lo que perdí, lo que puedo tener, y lo que puedo recuperar y en definitiva lo que tengo que olvidar, transmutar, perdonar, o simplemente dejar.

Fui un día almorzar a ocean drive, y llene mis ojos de una realidad que decidí no estuviera lejana a la mía, vi carros que solo antes se podían ver en tele (Ferrari´s, Bentley´s, Rolls Royce, entre otros),vi gente relajada, feliz, compartiendo, disfrutando y todo indicaba que para ellos el problema no es el dinero (seguramente se quejaran de otras cosas), vi casas con sus propios muelles, familias paseando en sus yates, entre tantas y tantas cosas en lo que yo considero que simplemente fue un vistazo para todo lo que veré y tendré en el resto de mi vida.

Este año, aprendí sobre la fragilidad de la vida, la vida puso un reto muy grande a mi familia, y Dios (el universo, buda, o quien usted quiera) le regalo a mi mami un tiempo más con nosotros, para que termine su proceso de crecimiento, para que nos engría, y se deje engreír, y siga haciendo sus aportes positivos a todos con quienes comparte. Ese evento de este año me permitió, como dije, darme cuenta de algo que seguramente, hasta que alguien no lo viva, no lo podría entender (eso es una lastima) y es la fragilidad de la vida y de lo importante de los lazos, yo no se si mi amigo tiene o no razón en las fechas pero si que el cuerpo en determinado minuto te pasa factura por el poco “mantenimiento” que se le da, se también, por mis creencias, que el cuerpo es el reflejo de espíritu, de tu alma, de tu yo soy interior, que cuando ya es demasiada la carga, te manda para la cama a que aprendas, reflexiones, sobre algo.

Dicen por ahí que el estomago es el cerebro de las emociones, y es de allí donde me enferme, y solo a raíz de eso entendí lo que ya sabia pero no lo trabajaba, que soy una persona de genio fuerte, implosivo, muy emotivo, y que el cargarme de eso, de no saber como re diseccionarlo, hacerlo fluir y que transmute, me paso “factura”, ahora doy gracias a eso porque esto conciente de que tengo que controlar esos estados de animo, y hacer lo que siempre digo “se feliz” porque finalmente la vida es tan corta, pero tan tan corta que no vale la pena vivir en esos estados de animo que no te permiten fluir, o vivir para complacer a los demás, perdiendo lo importante en uno mismo: uno mismo.

Entendí además en ese evento, que la vida te va poner retos, circunstancias que son murallas para atravesar, una muy muy pero muy linda persona que se me acerco en ese momento y desinteresadamente me ayudo y ofreció su compañía con un amor de amistad increíble me dejo su historia y una enseñanza: podría tomar este evento como el gatillo que dispare todos mis talentos, energías, y capacidades para demostrarme que soy capaz de lograr cualquier cosas, en cualquier nivel, o que podría abandonarme en ser una victima más de la sociedad. Apreté el gatillo y aquí estoy, en el inicio de lo que para mi será una reacción en cadena de éxito tras éxito.

Este año empecé a escribir en publico, en este espacio, en este blog, no me motivó en un principio el exponerme, me motivaba dar un mensaje, porque cuando uno escribe, cada cosa tiene nombre y apellido, y no sé si logré mi propósito, pero a cambio, logré encontrar gente que aprecia lo que escribo, (más de 1500 visitas en menos de 4 meses) que desinteresadamente me ayudan, que generosamente me comentan, y mis amigos que incondicionalmente me leen y comparten conmigo algo que hoy por hoy se ha vuelto una nueva meta: un libro.

Se van mis treinta y con ellos, los multi colores del amor, pues entendí este año algo maravilloso: si he amado, que tengo la bendición de haber amado a cada una de las personas que han compartido una relación conmigo (y me doy cuenta ahora, quizá porque lo veo de lejos) y me pone feliz saber que puedo cultivar ese sentimiento en mi, algunos amores son de esos únicos que uno llevará, indistintamente de donde te ponga la vida, en el salón de honor de mi corazón, y aprendí además que (como comentamos en un post en facebook) el amor no lo soporta todo, como algunos postulan, por el contrario el amor es muy, pero muy frágil, es como una pieza de colección delicada, que cuando uno tiene la dicha de tenerlo debe cuidarlo como algo sagrado, único, frágil, tanto como si fuera de un precioso, raro y delgado cristal pues si algo también he visto (o me he percatado) en mis treinta es la falta de amor en la vivimos.

Junto con los retos, a mi vida han llegado muchas personas, seres que entiendo están aquí para ayudarme a crecer, algunos para entorpecer el crecimiento pero todos están para que pueda sacar de ellos las enseñanzas que necesito para pasar a otra etapa en mi vida y de lo cual estoy muy agradecido porque ya entiendo el propósito de ellos en mi vida, y de la mía en la de ellos. De igual forma se han ido personas increíbles en mi vida (algunos nos dejaron, otros se alejaron), que me han dejado enseñanzas para crecer, otras que se alejaron porque creo yo ya cumplieron su propósito, y otras que aleje porque, aunque suene duro, estamos en diferentes sintonías (algunas también me alejaron a mi jajaja)

Y con los nuevos amigos / conocidos llegaron miles y miles de canciones, canciones que he retomado, otras que he dejado, otras que encontrado… pero siempre disfrutando de lo bello que es la música, de saber interpretar el mensaje de un poeta que dice tanto en una letra, de artitas que saben poner sentimientos en sonidos, y cantantes que prestan su entonada voz para darle vida a lo que luego se vuelve tu compañero de una época.

En este año también llegaron nuevos libros a mis manos, nuevos autores dignos de envidiar que me enrolan en sus obras y alguno incluso no me dejaron trabajar, otros por el contrario hicieron grandes aportes a mi trabajo, otros a mi creatividad, y prácticamente todos a mis sueños.

Tengo tantas cosas más que decir de este año que podría escribir y escribir, y romper mi auto juramente de hacer publicaciones cortas, pero no me voy sin mencionar que este año me volví esclavo de un aparato llamado blackberry, que le di vuelta a mi concepto y perfil en redes sociales, que he conocido la soledad con sus virtudes y defectos, que he apreciado más el cine y el teatro,  que he reído y he llorado, que me he callado y gritado, que gane y perdí en tantas cosas, que logre re vivir el ir a conciertos, que abrazo a más personas, que me tomo las cosas muy personal…

Bienvenido pues mis treinta y uno, después de unos treinta tan cargados de tantas cosas, de todo tipo, espero este año para consolidar y luego cosechar, y si llegaste hasta aquí, quiero agradecerte el interés por leer esto, y compartir mi humilde opinión, mis puntos de vista, mis sueños, mis cuentos, en fin: mi vida. y mil gracias por sus deseos y buenas vibras al 20% de amigos en face que me saludaron por este nuevo año que inicia!

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: