Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘articulos’ Category

En principio es importante señalar que probablemente (lo quieras aceptar o no) el 99% de los humanos tienen una fijación, una manía, o porque no llamarlo un fetiche. No se mal entienda el termino, pues un fetiche, según la real academia de la lengua, es tener un Ídolo u objeto de culto al que se atribuye poderes sobrenaturales, especialmente entre los pueblos primitivos. Claro que de el se deriva el fetiche sexual el cual es ya un objeto, sustancia o parte del cuerpo en particular que provoca un gusto erótico. El fetichismo sexual se considera una práctica inofensiva, salvo en el caso de que provoque malestar clínicamente significativo o problemas a la persona que lo padece o a terceros, pudiendo en este caso llegar a considerarse un trastorno patológico propiamente dicho, según wikipededia.

Ahora dentro de estos fetiches, existe uno que es probablemente uno de los más antiguos que se ha denominado Bretonismo, que no es más que el gusto por los pies. Llamado así por el escritor frances Restif de la Bretonne quien da inicio a esta parafilia públicamente comentando e ilustrando en sus libros una serie de minúsculos pies acompañado de polémicos y eróticos textos altamente criticados en su epoca.

Tengamos en cuenta además que esta afición fue bautizada recientemente, pudiendo haber sido reconocida bastante antes, dado que si nos volcamos en la historia, hay bastante documentación sobre practica (que hasta hace muy poco, menos de medio siglo) se han venido aplicando en China por ejemplo, de hecho, un grupo pequeño de su actual sociedad aun es participe de imponer este un doloroso vendaje a las mujeres adolescentes para impedir el crecimiento de sus pies, con lo cual se garantizaba que más tarde hallarán esposo; de otra manera ningún varón las desposaría, ahora un grupo pequeño en china es un montón de chinos! Ojo con ese dato.

Un día, conversando con un descendiente chino, me comento que en efecto la brevedad del pie de su esposa era requisito indispensable. Y ahí me entere de algo sorprendente, las mujeres limeñas eran conocidas mundialmente por tener esta particularidad, ósea, un pie pequeño, claro que sin ayuda de vendaje y alguna clase de tortura, no se si esto insito a aumentar la migración de chinos pero al menos si ayudo a su deleite visual (te encantala! jajaja).

Incluso se comenta que en esa época había un adagio que decía “Con una buena media y un buen zapato, siempre harán las limeñas pecar a un beato”. Hoy por hoy, llegado el verano en lima, la mujer esta alentada a lucir un sin fin de calzado que pasan a mostrar pies desde la forma más sutil hasta la más exótica, de las que lucen pedicure hasta las que ocultan quien sabe que, las conservadoras y las sueltas (gente caminando descalza por las calles) son algunas de las cosas que se ven por nuestras calles mientras transeúntes sutiles bajan las miradas para deleitarse o algunos otros hasta asquearse.

Converse de esto con varios conocidos y amigos y me he sorprendido al encontrarme a una gran mayoría que admira y gusta de unos lindos pies, que al hablarles de esto se confiesan Bretonistas. Ahora, no confundir un gusto con una perversión, desviación, o un fetichismo extremo, pues el mismo gusto puede provocar otras partes del cuerpo como las caderas, o las piernas, o incluso las manos, la diferencia es que del Bretonismo no se habla abiertamente.

Pero si usted se da el trabajo de investigar encontrara una serie de material sobre este tema, desde fotógrafos especializados y altamente cotizados, hasta antecesores fotógrafos que fueron enjuiciados y acusados de obscenidad llegando incluir su arte (o visión de la estética) dentro del ámbito pornográfico, ósea lucir los pies antes de los 60 era casi como para una mujer de hoy ir sin camisa y brasier por la calle (jajajaja), bueno según yo los Estadounidenses optaron estas medidas en esa época pues porque tiene la mala herencia genética de contar con unos pies bastante grandes y algunos grotescos (mujeres de altura mediana que superan la talla 40). Y esto que solo menciono a los fotógrafos como un ejemplo, sin contar la literatura, estudios, películas, entre otros.

No recuerdo en que pagina leí que postula que ese fetiche se crea en nuestra infancia y se debe a que en casa hubo un matriarcado, por lo que, los amantes de pies suelen ser sumisos y bajan la cabeza al tener una chica que les parece sexy, y lo que ven son los pies, esa visión conecta la mente y la sensualidad. Suena lógico.

Ojo, esta fijación no es exclusiva de hombres, también es de mujeres, desde una confesa Britney Spears en estos temas hasta tú, que estas leyendo, que disfrutas de ver, o tener contacto con unos atractivos (según los gusto de cada cual) pies, sobre todo los de la pareja, a los cuales muchos disfrutan acariciar, besar o hasta incluso masturbarse con ellos (dicho sea de paso esta practica tiene un nombre y todo una rama desarrollada en la industria pornográfica denominada foojob). Me parece que es un buen momento de mencionar un detalle que es típico de las películas pornográficas, la mayoría de mujeres (por no decir todas) usan algún tipo de calzado, que recubre por lo general los dedos dejando poca visibilidad del pie, esto responde (entre otras cosas) a lo masivo del Bretonismo en el mundo, de personas que dejaban de consumir este tipo de películas por que se enfocaban demasiado en ver probablemente un pie que no les agradaba de la actriz principal (curioso detalle eh?) y no como se cree comúnmente  que es solo para estilizar la figura (bastante figura te va a estilizar un taco cuando estas echado en una cama jajaja)

Y claro, de aquí se derivan o complementan todos lo accesorios correspondientes como un buen calzado, (todo otra corriente es el uso de los tacones y formas en zapatos) el uso de medias en todas sus variedades, ahora tatuajes y desde hace un poco más de tiempo hasta incluir objetos como anillos y especie de pulseras. de hecho es toda una industria que genera millones de dolares al año en cremas, salones, accesorios, y sobre todo zapatos (mira nada mas cuantos pares y obsesiones con los zapatos tienen la mayoría de tus conocidas)

¿Ya te has dado cuenta que eres Bretonista? No cantes victoria, quizá solo eres un bretonista clásico que  considera que la belleza de una mujer es inversamente al tamaño de sus pies. Un buen bretonista explora más allá: se complace en el examen de la curva del empeine, la textura y el color de la planta, la consistencia del talón, que no debe ser ni rudo ni agresivo, las uñas, la longitud de los dedos, la sensibilidad a las cosquillas, entre otros peculiares detalles .

Yo he conocido de todo, se de un tipo que se enamoro de unos pies en unas playas europeas y no paro hasta casarse, otro que se deleitaba haciéndole el amor a los pies de su mujer y no a ella, algunos que no soportan algunos detalles (sobre todo de los dedos) de los pies de algunas mujeres u hombres, otra que no soportaba (por más guapo que fuera) a un hombre de pies feos y descuidados, como otros que no les gusta ver un pies descalzo (prefieren guardar eso en la intimidad) pasando por algunos otros que hacen el amor con las medias puestas y terminando en aquellos que no les interesa los pies en particular y piensa que este articulo es una buena…. Ya sabes (jajajaja).

Anuncios

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: